Hágase Crítico Musical con un Curso CCC


Soy un adicto a la música, de hecho, mi vida ha girado en torno a ella de alguna u otra forma desde que vine al mundo.

Recuerdo que con 9 años iba a casa de Fernando, bajista de Panzer (el grupo de rock que, allá por los 80, formó parte importante de la escena del rock español junto a otros imprescindibles como Obús y Barón Rojo) . Allí Hector, su hijo, y los amiguetes nos dedicábamos a jugar, ver cientos de revistas porno y, algo que particularmente me apasionaba, observar detalladamente todas aquellas portadas de vinilos que Fernando almacenaba en decenas de cajas. Fue mi segundo acercamiento, el primero fueron las cintas de Deep Purple y Zeppelin que mi padre ponía en el radiocassette del coche.

Desde entonces ha llovido mucho y, aparte de haberme convertido en un ermitaño urbano, he montado festivales músicales y conciertos, trabajado en radio y tv conduciendo y produciendo espacios musicales, e incluso dirigido una discográfica. Ahora me dedico a la música también: soy director de arte para la industria discográfica. Pero eso es otro cantar que pertenece a mi otra mitad. Este blog es terapia ocupacional para mi alter ego.

Dando un paseo por las webs musicales habituales me detengo en una crítica que hace el Sr. Gallego al último disco de Ozzy Osbourne en hipersonica.com y no he podido resistir la tentación de ser el primero en dejar un comentario, sobre todo porque son lamentables y deteriorantes muchas de las críticas musicales que se pueden encontrar en webs y prensa no especializadas, e incluso en éstas, y que Gallego ejemplifica fiel y literalmente. Supongo que en la era digital, dónde la necesidad de contenido es clave en la competencia comercial del emergente mercado del blog, es un daño colateral.

Ahí va la crítica de lo último de Ozzy, Black Rain, que hace Gallego…

“Aunque hoy en día no pueda llegar a ser considerado mucho más que un simple personajillo de la prensa rosa norteamericana, más dado a los escándalos más bochornosos posibles y a la adicción a todas las drogas imaginables que a la creación de música, es innegable que Ozzy Osbourne cuenta con un pasado que le acredita como un vocalista de referencia dentro del hard rock, especialmente su etapa en los legendarios Black Sabbath.

Como un intento de recuperar esa leyenda, o quizás simplemente como una excusa para llenar sus arcas, llega el nuevo disco en solitario de este rockero cuya mejor época acabó antes del nacimiento de muchos de los presentes. Pero no es justo prejuzgar un disco, así que vamos a intentar adentrarnos en él con la mente lo más abierta posible y… no, imposible, es demasiado malo como para intentar negarlo.

Y mira que la cosa no empieza del todo mal, pues el arranque con Not Going Away se hace hasta bueno, lo digo en serio. Pero después pasamos al segundo tema, el single I Don’t Wanna Stop, y cualquier esperanza de un buen disco de rock se va tan pronto como llegó. Ni siquiera el fichaje de un guitarrista tan sobresaliente como Zakk Wylde de Black Label Society consigue sacar adelante este despropósito.

Entre inútiles intentos de dureza como Black Rain o Trap Door, o empalagosas baladas que más bien dan risa como Lay Your World On Me o Here for You, transcurre un álbum soporífero, con una calidad compositiva tan pésima que casi resulta ofensivo para el oyente, pues uno tiene la sensación de que están intentando tomarle el pelo, canción tras canción. No os dejéis engañar, este disco no llega a nada.”

Ahí teneis mis comentarios publicados…

“Tu crítica es lo peor que he leido en mucho tiempo. Después de leer esto solo se me ocurre una cosa y es que Gallego solo conoce a Ozzy por las noticias sensacionalistas que se encuentran en Google si buscas a Ozzy. Es decir, esto ha pasado a ser un blog de noticias hechas como churros. Que injusto para muchos músicos. Qué menos que informarse bien antes de hacer una crítica a vuelapluma para que una opinión no caiga en saco roto, porque con observaciones tan “pofesionales” tu credibilidad está enterrada.

Dice el señor Gallego que hoy en día Ozzy es un personajillo de la prensa rosa por sus escarceos con las drogas y los escándalos. Y yo me pregunto si sabe que Ozzy lleva escandalizando al mundo de la música desde sus tiempos en Sabbath: desde mearse en el Álamo, a decapitar un murciélago de un bocado o ser perseguido por el PMRC americano por “inducir” a la juventud al suicidio en uno de sus primeros temas en solitario. Además, ¿Qué sería de un rockero sin sus escándalos y sus drogas? Nada nuevo, pero al menos sirve para darte pie a las pretensiones de cubrir el blog con “estilo”.

Sí es cierto que “The Osbournes” es una ridícula caricatura, muy lamentable aunque divertida en ocasiones, de lo que ha sido Ozzy. Pero no debes olvidar Galleguillo que este señor hoy en día sigue vigente gracias al festival más importante de rock y metal que ha habido desde el Monster Of Rock: el Ozzfest, que ha reunido a bandas impresionantes a lo largo del mundo en la última decada… Y que decir del apadrinamiento de bandas como Coal Chamber, entre otras.

Después habla de un pasado que le referencia innegablemente dentro de la escena del rock, especialmente en Black Sabbath. Pffffff! Se ve que aquí asignan las críticas a dedo…

– Gallego, hoy te toca Ozzy
– ¿Quien es ese?
– Uno que sale en la tele, búscalo en Google o date una vuelta por su web.

La carrera de Ozzy tras salir de Sabbath ha sido más exitosa, longeva e impresionante. Ozzy, junto a otros clásicos menos destacables, ha dado forma a la industria del rock y el heavy metal comercial y escénicamente hasta el pasado milenio. Aparte de descubrir y lanzar talentos y heroes de la guitarra como Randy Rhoads, Jake E. Lee o Zakk Wylde. su aportación al rock es imprescindible para entenderlo en la actualidad, eso sí que es innegable. Sólo hay que leer los comentarios de Phil Anselmo, Corey Taylor y muchos otros frontman de actualidad en el metal y el rock sobre Ozzy, ya no solo de Sabbath que es punto y aparte, para comprender quién es este señor en la música Anglosajona.

Gallego se vuelve a marcar el farol fallido de “llega el nuevo disco en solitario de este rockero cuya mejor época acabó antes del nacimiento de muchos de los presentes“. Vaya, osea que discos tan imprescindibles como “Diary of a Madman”, “No Rest for the Wicked” o el fabuloso “No More Tears” que han significado tanto para la crítica, el público y la industria, se los pasa el señor Gallego por el forro. Esto indica que Gallego no sobrepasa los 12 años. Enhorabuena, tienes un puesto en la Super POP.

Avanza la diarrea con perlas como “Ni siquiera el fichaje de un guitarrista tan sobresaliente como Zakk Wylde de Black Label Society consigue sacar adelante este despropósito.” ¡¡¡Pero pedazo de alcornoque!!! ¿No sabes que Zakk Wylde no ha sido fichado sino que fue descubierto en 1988 y desde entonces es parte fundamental del trabajo de Ozzy? Zakk no es de Black Label sino que él es Black Label, compone todo en su banda y es un proyecto paralelo y ahora principal desde que las andaduras del madman pasasen a ser espontáneas. Y para más guasa el mismo Zakk Wylde firma en los créditos la mayoría de las composiciones y arreglos. (Vaya metedura de pata!!!) Permítame… Jajajajajajajajaja!

En fin Gallego, creo que el que tiene la sensación de que nos intenta tomar el pelo, a mi y a muchos de los que disfrutamos de la música, sea del palo que sea, eres tú (pero no premeditadamente, eso sería dignificar la crítica y la tuya es de la talla de un guionista de 40 principales.)

Termino diciendo que, posiblemente el disco sea malo, pero sólo por tus comentarios le daré una oportunidad en emule. Las primeras escuchas por la www no son tan terrorificas como apuntas, quizás es que esto del rock en general te viene grande. Será la edad.

A todo esto ¿Has escuchado Black Label Society? Pues no dista mucho del material que ofrece Ozzy esta vez, en producción y musicalmente. Bueno, claro, que lo que has hecho tú es oir los 5 primeros segundos de cada tema y con eso basta.

Como dicen los O´Funkillo… A Shuparla Ya!”

Sin comentarios.

Anuncios

5 Responses to “Hágase Crítico Musical con un Curso CCC”


  1. 1 Gallego 13 junio 2007 en 20:57

    No sé si sentirme ofendido, halagado o qué… En fin, que siento no compartir tus más que evidentes conocimientos musicales, pero uno hace lo que puede. Bueno, asustarme no me voy a asustar.

    Como ya te he respondido, es muy habitual oír eso de que, cuando no compartes la opinión de otras personas con respecto a un disco, es o porque no conoces la banda, o porque has oído el principio de cada tema. Pero por alguna razón, no sois capaces de admitir que haya gente que no comparta vuestros gustos.

    En fin, yo nunca he pretendido ir de crítico musical ni nada de eso. A mí me pagan por dar mi opinión, y lo hago lo mejor que sé. Este disco es un churro, en serio, lo he oído entero una decena de veces, y no consigo rascarle nada de nada.

    Respecto a mi relación con Ozzy, vengo escuchándolo desde hace más de un lustro y sigo pensando que su mejor etapa es la de Black Sabbath, siento que no pienses igual que yo, pero… ¿Es razón esa para tacharme de inculto?

    Bueno, espero que después de esto te sientas mejor, o que hayas conseguido desahogar las tensiones de tu día a día. Espero que sigas comentando en mis artículos pues toda opinión es bienvenida, pero espero que sean críticas constructivas, que siempre son mejores.

    PD: Insisto, el disco es muy malo.

  2. 2 Lobest 17 julio 2007 en 16:24

    Gallego por lo que os he leido no te lo tomes como halago…en serio no creo que lo sea.

    Ademas el anacoreta este dice que el disco tampoco le gusta mucho pero hay maneras mas elegantes de hacerlo que la elejida por tio.

    Te pagan por dar tu opinion, asi que ganate el sueldo e informate mejor de las cosas porque independientemente de tus opiniones, dices cosas “NO SENSE” asi que si estas bien tachado de inculto. No se, di que no es lo normal en la linea de Ozzy, habla de su sonido, comparalo PERO NO DIGAS que es malo cuando tu mismo estas diciendo que no todos comparten el mismo gusto la diferencia está en que tu escribes y te pagan por ello. Pero bueno tanto intrusismo se acaba pagando.

    Y las criticas tomatelas siempre constructivas ya que depende de ti que sea asi o destructiva.

    O´Funkillo: …que no me comas la oreja, !QUE HABLAS POR HABLAR!

    NUS VEMOS

  3. 3 Tatiana 5 septiembre 2007 en 20:04

    Excelente respuesta, no sé si elegiste la mejor manera de expresarlo (no fuiste muy político que digamos) pero concuerdo plenamente en todo y había que explicárselo así al tal gallego, hace tiempo que no leía nada tan desinformado. Figuraba escribiendo precisamente una crítica para Black Rain, y no sé si buscando opiniones o intentando alargar el momento de ponerme a escribir en serio, me encontré con las tuyas. Excelente tu web elanacoretaurbano, no he trabajado en toda la tarde leyendo. Saludos y Keep Rockin’

  4. 4 fulanometal 25 noviembre 2007 en 10:12

    Pues yo pensaba que Black Rain no era demasiado bueno, pero a fuerza de oirlo, le he ido sacando jugo, y mi impresión actual es bastante distinta de la que me causó la primera vez. Ahí va una crítica bastante opuesta a la de Gallego, por si alguien la quiere leer:

    http://www.elportaldelmetal.com/critica/ozzy-osbourne-black-rain

    Saludos

  5. 5 joilo 19 junio 2008 en 4:28

    pues k pendejo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: