Herejía


En su viaje a través de los nueve c�rculos del Infierno. Dante observa los más variados y terror�ficos tormentos...

Un hilillo de sangre desembocó en el agua. Y aquel manantial de vida comenzó a recorrer la bañera como avanza la niebla nocturna, como avanza la mano de un fantasma que recorre nebulosamente los pasillos de la existencia. Su vida, en efecto, se consumía. No ardía, pero en aquella bañera, sumergida desnuda en el agua caliente, sus muñecas emanaban un humo rojo que pronto instaló su frio cuerpo en una orbita mental diferente, cálida, llena de gozo y ebriedad. Su cabeza acabó deslizándose lentamente hasta sucumbir bajo el agua y el sabor dulce de la sangre llegó hasta sus moribundas papilas gustativas.

Su larga melena rizada y pelirroja se apoderó de aquella pequeña superficie acuática y humeante como una gran Rhodophyta.

Ya no importaba nada. Ni siquiera el imaginario llanto de aquellos que la querían y a los que había engañado durante tanto tiempo le habían impedido acabar ya con esa realidad tan cruel y asfixiante. El suicidio era, sin duda, el mejor final. La Inquisición no habría tardado en descubrirla.

En aquel último instante, a un paso del precipicio que la separaba del descenso al Infierno al que estaba predestinada, por su retina se sucedieron aquellos momentos que, llenos de pasión y abnegación, intuían mensajes de un dios verdadero: su joven y blanquecino muslo deslizándose entre los labios mojados y rezumantes de espasmódicas pérdidas de fluido vaginal hasta desembocar semejante rio de placer en el monte de Venus… sus ojos entreabiertos oscilando bajo los ritmos y melodías de aquellas lenguas tan delicadas, tan poderosas…

Se hace el silencio.

Oscuridad.

Bienvenid@… Espere un momento… Estamos finalizando la sesión… – Impaciente en aquel estado de vigilia y, en la penumbra, aún sumido en los ecos residuales de aquella experiencia extraña, ignoró la voz femenina procedente de algún lugar de la vaina. Irguíó la cabeza y descubrió otra vez su cuerpo desnudo en el, ahora, diáfano y aséptico interior blanco de la cápsula.

… ¡Experiencia finalizada! ¿Desea iniciar una nueva sesión aleatoria?

…. Mmmm… Ahrff! Aharff! – Tosió – ¿Porqué no?… sinopsis!

Organismo eucarionte pluricelular autótrofo con celuridad de tipo vegetal perteneciente a un astro en fase 2 de evolución planetaria situado en la Galaxia de Andrómeda.

– ¿Una planta?

Aún se encontraba muy confus@. Por un momento dudó de que aquella experiencia existencial hubiera terminado de metabolizarse adecuadamente en su sistema, en su alma. Todavía podía sentir en su herética consciencia el roce frio de la cuchilla y el dulce sabor férrico que la sangre había dejado en su boca… ¡Oh dios! ¡si pudiera volver atrás!

Anuncios

1 Response to “Herejía”


  1. 1 nerviotrigemino 20 septiembre 2007 en 12:03

    Creemos que sabemos mucho pero no sabemos nada.Vivimos atados desde el nacimiento.Primero a nuestra madre,luego a las dudas,las facturas,religiones varias,el poder de masas,etc.Somos materia en busca de más materia,ya sea para socializarnos o para aparearnos y crear más materia para manipular.
    Veo a dios(lo pongo en minúscula porque veo un chorrada el que sea mayúsculo dado que ni siquiera se digna en mostrarse ante nosotros,suponiendo que exista)y sus “pecados del hombre” y posible salvación como una sucursal del pecado donde vamos acumulándolos y luego nos los sacan para contar cuantos tenemos…Tanto peco tanto valgo…para el cielo o el infierno.Siempre lo mismo,clases sociales hasta en la eternidad y sin posibilidad de cambiar de una a otra una vez muerto:los bajos fondos-clase baja,el infierno y el residencial-primera clase,el cielo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: