Desde Rusia con Amor


Mi abuela es un crack, ya lo sabeis. Esta semana pasada, buscando localizaciones y ultimando la grabación de dos spots de tv que estoy realizando, estuve en su casa comiendo tortilla de patatas. Deberían ficharla de guionista para un intento de serie seria de Tele 5.

La última preocupación cinematográfica que tiene es el rollo de mi hermano: una universitaria rusa que ha venido de vacaciones de gorra a la Costa del Sol y él, de paso, se la folla. Supongo que puede entenderse como intercambio cultural. Ella es pelirroja, flaca y de aspecto delicado y tiene cara de globo ( la rusa folladora no mi abuela). Por un momento imaginé que sus inmensos carrillos llenos de helio elevarían su cabeza de forma imprevisible hacia el espacio, llevándose su delgado cuerpo como una languida cuerdecita. También le cabía un alijo de semen en la boca. La rusa, que es filóloga, dice que en Rusia no hacen ensaladilla rusa y que las montañas rusas allí son montañas americanas ¿Hasta ahí llegó la Guerra Fría? Mi abuela no entiende que hoy la gente folle con el mismo feeling con el que ella se echa las partiditas en el bingo. Por eso, y por lo que ve en el telediario y en su serie favorita, cuyo protagonista es un perro policía, creé que un novio de la rusa, despechado, vendrá de Rusia a por mi hermano en vendetta sangrienta. Esta teoría cogió fuerza tras descartar el tráfico de órganos e higadillos. El ruso imaginario de mi abuela es de la mafia porque toda esta gente chechenoherzegoeslovanorusa del este, además de rojos, son unos frios sanguinarios que vienen a España, navaja en mano, en el doble techo de un camión, como los magrebies amejillonados en los cascos de los barcos.

Ha hecho una promesa (dejará de beber sangría del mercadona hasta que se cumpla…) a uno de sus Santos favoritos, el mismo que me ha dado trabajo a mi y que no ha curado la dermatitis industrial de mi hija. Le ha pedido que mi hermano encuentre trabajo y se centre. Que deje esa vida de sexo, drogas y rockanroll que todos deseamos para hipotecar su vida y echarse novia (¿Acaso no es lo mismo?). Y por eso ella no duerme por la noche; mientras a mi hermano se la chupa una rusa universitaria de intercambio cultural.

Anuncios

2 Responses to “Desde Rusia con Amor”


  1. 1 Nitro (dejandolo pa despues) 4 octubre 2007 en 23:14

    con su permiso (mejor dicho, sin el) le he linkado este post.

    para el tema de copyrights ya hablaran nuestros abogados

    salud

  2. 2 El Anacoreta Urbano 9 octubre 2007 en 16:11

    Nitro: Sirvase usted mismo, linkeese lo que quiera pero ponle hielo. Mi abogado dice que se fume un porro a mi salud, con eso me siento pagado.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: