Archivo para 27 noviembre 2007

Si Yo Fuese Un Chigüagüa Sueco

Zapping…

Un hombre a cuatro patas se arrodilla junto al retrete acompañado por su perro. Llueve. Su mujer alertada por los jadeos procedentes del cuarto de baño se despierta y sorprende a la plantigrada pareja, uno con cara de can otro con cara de jeta. El muy imbecil se ha quedado sin Frenadol y le da pereza sacar al perro, cuya vejiga comienza a tener el tamaño de un balón de futbol, con el frio que hace… Me pregunto cómo los Suecos, que inventaron el termómetro y la estufa portátil porque no les quedaba otro remedio, sacarán a sus perros a mear a las 5 de la mañana. Si hablamos de frio los esquimales lo tienen más fácil porque allí desayunan fuerte y sin contemplaciones: focas, pingüinos… ¿Nunca os habeis desayunado una foca de esas pequeñitas? Te entran hasta sudores.

En Suecia desayunan filmjölk. Solo hay tiendas de Ikea y un alto índice de suicidio. Si yo fuese un chigüagüa sueco y desayunase filmjölk también me suicidaría.

Sólo por este anuncio no pienso comprar Frenadol en mi puta vida.

Anuncios

Neologismos del Anacoreta Urbano

A este ciervo le duele el estógamo

Estógamo: Organo del aparato digestivo de un ciervo disléxico.

Infiniquito. Dicese del documento que pone fin eterno a la relación entre empresario y trabajador equilibrando el karma económico de ambos.

Maninfestación. Plaga convocada de alimañas desagradables que desfilan unidos para reivindicar sus derechos en el salvaje ecosistema capitalista.

Desangradable: Trato tercermundista que da Telefónica a sus clientes mientras se enriquecen con las mensualidades de estos. También, manera cruel de la que deberían morir las operadoras del servicio de atención al cliente y los actores felices de sus spots televisivos.

Cansino: Club de juego y apuestas dónde tardan bastante en repartir las cartas y los crupieres cuentan chistes malos.

Maltratada Con Razón

La sustitución de los machanguitos verdes de los semáforos por machanguitos verdes con falda y el debate del sexo del Oso del Madroño (si es oso ¿no es gay?). La mujer nunca estuvo más incorporada a la sociedad desde la aparición del reguetón. ¿Qué será lo próximo? A estas alturas podriamos esperar cualquier cosa…

En Hispánicas (carrera cuyo título puedes colgar en el retrete de tu casa) aprendí que la lengua, a pesar de las pretensiones de la ortodoxia lingüística en llevarse el gato al agua en cuestiones disciplinarias, es como aquel chiste en el que un chaval llega a casa con la cara arañada y su padre le pregunta: “Hijo! Qué te ha pasado?!? Quién te ha hecho eso?!?” a lo que el chico responde “Nadie, me he caido en el parque…”, “Pero… hijo! No me mientas! Eso no te lo has podido hacer en el parque…”, “Sí Papa, me caí sobre los rosales y…”, “Qué coño estás diciendo!!! En el parque no hay rosales…” Interrumpiendo a su padre el chaval pone punto final a la conversación con un “Mira Papa, el gato es mio y me lo follo cuando me sale de los cojones!”. Pues bien, el gato es la lengua, el papi la ortodoxia y nosotros nos follamos al gato cuando nos da la gana. Pero ¿Hasta que punto estamos devaluando el placer puntual de hacerselo con un gato o de ignorar las tildes para ahorrar pulsaciones de teclado? Seguir leyendo ‘Maltratada Con Razón’

El Despertar del Anacoreta Urbano

Hoy ha sonado el despertador a las 6:30. Hijo de puta.

Despierto desengullido de un sueño, jodido, cansado, alumbrado en a la sordidez fría de una dimensión que me recibe con la melodía predefinida de un teléfono móvil. Hago cuentas y cábalas numéricas, y pierdo mi tiempo pensando en como exprimirlo y organizarlo. Aún anestesiado por el agradable calor que escapa bajo las sabanas me toco la polla, algunas veces me masturbo con fines terapeúticos a falta de un desfibrilador y cuando eyaculo no hay posibilidad de renegociar con el reloj unos minutos más. Me chantajeo a mi mismo. Después me ducho y deseo un cataclismo para la humanidad que me deje dormir. Los minutos se van a sorbos, como el café que quiere ajustar cuentas conmigo bajo la luz cruda del fluorescente de la cocina. Mi aliento son deflagraciones de un cortado doble. Y de camino a las responsabilidades odio uno por uno los segundos que me dejaron olvidado, sentado al filo de la cama, debatiéndome entre ponerme uno u otro calcetín: “Qué segundos aquellos!” si fueran como los primeros.

Por la mañana me arrastro, me arrastro a mi mismo, me llevo a cuestas hasta el coche, quiero dormir, quiero morir, necesito soñar para poder olvidar ese puto despertador.

Crisis

Crisis es un término que proviene del latín, y este a su vez del griego, cuyo significado me encanta:

1.  f. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.
2. f. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.
3. f. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.
4. f. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.
5. f. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.
6.
f. Escasez, carestía.

7. f. Situación dificultosa o complicada.

Y después de esta parrafada culta, y que algunos podrían tachar de pedante, diré que estoy del bloj hasta los cojones.
Seguir leyendo ‘Crisis’

Erase un Hombre a un Prepucio Pegado

No lo digo yo, lo dice Eduardo Punset. El cerebro del hombre, es decir, el cerebro del hombre que tiene cerebro, dedica e implica un área en los mecanismos y procesos sexuales tres veces mayor que el de la mujer.
Seguir leyendo ‘Erase un Hombre a un Prepucio Pegado’