Noche de Blues


Ayer la soledad me llevó hasta un festival de Blues.

El Blues nace con el canto de los esclavos afroamericanos, creciendo entre campos de algodón, en el delta del Misissipi y New Orleans. Tristeza la de los negros que, en forma de plegaria, bebió también de baladas escocesas e irlandesas, alrededor del fuego nocturno y los primitivos sonidos procedentes del pantano y sus fantasmas. El blues está impregnado de sentimientos, de oraciones, de desamor y lamentos que, entre blends y slides de guitarra con sonido a lata, tensan las seis cuerdas que anudan el corazón hasta hacerlo sangrar.

Anoche, Eugene Hideaway Bridges hacia llorar su Gibson mientras yo capturaba su alma y vomitaba la mia en esta pequeña serie de fotos: era noche de Blues.

Anuncios

0 Responses to “Noche de Blues”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: