La Hora Bruja III: El Porro de San Juan


ESCENA I – EXT. NOCHE. LA PLAYA

Una playa nocturna y estrellada, iluminada vagamente por luces lejanas de chiringuitos y farolas de carretera. Entre los grupúsculos de hogueras y barbacoas de guerrilla destaca un coro donostiarra de gordas adolescentes en bikini que desmembran toda clase de éxitos musicales de ayer y hoy: “Oliver y Benji”, “El portal de Belén ” o “El Corazón Partío” (Esa que canta el famoso cantante de pop que protagoniza una leyenda urbana en la que recibe tres puntos en el ojete). Justo al lado, nuestros protagonistas les mangan un par de vasos y hielo, entre otros éxitos alcohólicos de hoy y ayer.

Una gorda en bikini baila con afan de protagonismo, abanico en mano, ante una pequeña hogera. Le acompaña una especie de ultracuerpo lánguido de género masculino que viola con sus manitas de mantequilla una guitarra acustica.

Gorda lider
…¡Como una ola! De fuego y de caricias… ¡Como una olaaaaaaaaaaaaaaaa!

Fumeta 1:
(acercándose a gatas con el botín hasta una pequeña barbacoa donde se terminan de carbonizar un par de hamburguesas)

– … Jodidas gordas, llevan toda la puta noche cantando… Cogería una de esos filetes crudos de ahí y las perseguiría a filetazo limpio en la cara por toda la playa.

Fumeta 2:
No seas violento, vamos a fumarnos el primer porro del verano…

Fumeta 3:
– ¿Otro más?

Fumeta 2:
(sin coger aire…)
¿¡Otro más!? ¿¡Qué dices insensato!? Es el primer porro del verano, un ritual mágico, astral y ancestral, todo tu azar depende de él. Se trata de una antigua tradición que se enmarca dentro de las celebraciones y supersticiones que tienen como centro el solsticio de verano y el culto al sol. Como los akelarres de las brujas, que se ponían ciegas de estramonio alrededor del fuego, u otros cultos lisergicorgiásticos… ¿No has escuchado hablar de la “hierba” de San Juan? San Juan era un fumeta. Y ya en plan pagano constituye también el comienzo de un ciclo fundamental para la subsistencia de las sociedades antiguas y modernas: es el momento de la recolección de las cosechas y, como agricultores que somos de la hierba de la comarca querido Frodo, debemos rendirle culto y agradecerle al día más largo del año esa sobredosis de fotosíntesis en nuestros cultivos. Así que vete liando “El Porro de San Juan”.

Fumeta 3:
Osea… que vas a tirarte un veranito de puta madre porque te estás fumando toda la energía cósmica del universo intangible que pasa por delante de tu chusta!!!

Fumeta 2:
Efectivamente; En cada tiro que le metas al porro.

Fumeta 1:
Claaarooooo… ¿Por eso le cuesta pasarlo?… ¡Quiere todo ese poder ignoto para él solo!

Fumeta 2:
Bueno, recuerda que un gran poder lleva consigo una gran responsabilidad… Alguien debe guardar la hierba.

Fumeta 3:
¡Tú te estás quedando con nosotros!

Fumeta 1:

¡Es que manda huevos! Si la peña para darle la bienvenida al verano se chamuscan hasta los tanzanitos del culo haciendo de yamakasis por encima de las hogueras, que con tanto guapopollas dando saltos esto parece el puto Circo del Sol…; O se meten de espaldas en la orilla del mar: como si esto fuese un éxodo de cangrejos borrachos en un documental de National geographic: “Aquí vemos como miles de cangrejos humanos acuden a la orilla del mediterraneo dónde previamente han meado hasta la saciedad litros y litros de pelotazos y kalimotxos hasta el anochecer…”

Gorda lider:
¡Que calentita está el agua! (Se escucha a lo lejos, en la orilla)

Fumeta 2:
– ¿Ves? Lo que yo decía… Pues si toda esa gente brincan alrededor de una hoguera para purificar sus almas, agitándose como cockteleras de pinchitos de pollo y tinto de verano ¡Yo purifico la mia como me sale de los cojones!

Pone el cigarro en la boca y se enciende “El Porro de San Juan”. Le da una larga y profunda calada y tras echar el humo exclama:

Fumeta 2:
– Y ahora voy a pedir un deseo…: ¡Que se callen las putas gordas!

Se hace el silencio. El grupo de cheerleaders rollizas se revuelcan en la orilla. Volverán a cantar, como cocretas danzantes rebozadas en arena, cuando regresen a su estado etílico habitual.

Fumeta 3:
¿Habra un polvo de San Juan? Las brujas tambien follaban en las orgias ¿no?

Fumeta 2:
– Sí, puede que sí… Mmmmm… “El polvo de San Juan”, lo apuntaré.

Fumeta 1:
¿Esa que sale con los pezones como piedras del agua no es tu vecina?

Escuchando…

Anuncios

5 Responses to “La Hora Bruja III: El Porro de San Juan”


  1. 1 patrickagainst 25 junio 2009 en 23:37

    La esencia en su estado mas puro de un buen “San Juan Fumeta”…
    Buenisimo jajajajaja…

    *La proxima que no contraten cantaoras, GRACIAS…

    Firmado:
    “Uno que abandona matrix…”

  2. 2 alguno de por ahi 26 junio 2009 en 16:33

    las gorditas seguro que tenian 16 AÑOS y era su primera noche de san juan en la que sus padres las dejaron quedarse hasta las 2 de la mañana!!!!

    Esto es propio para un minicapitulo de MALVIVIENDO….

    Muy buen blog si señor!!!

  3. 3 Verónica 28 junio 2009 en 21:30

    No sabía nada de ti desde tu retirada en Febrero…me alegro tanto que estés de vuelta! Me encanta tu San Juan, tanto si fue real como si es ficticio.Un besote! (gracias por avisar)

  4. 4 La copa de Circe 10 septiembre 2009 en 22:25

    El próximo San Juan me pido sitio junto al fumeta 2 para invitarle a un poco de Jack Ripper.

  5. 5 El Anacoreta Urbano 12 septiembre 2009 en 0:18

    Circe: Has elegido al fumeta correcto: quizás para entonces haya recolectado su Moby Dick cosecha del 2009.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: