Esperando a la oscuridad (60 Segundos para matar a un vampiro)


A la memoria de Paul Naschy.

Exijo silencio de biblioteca para crímenes antológicos. Última estantería, sección: terror clásico. Arthur Conan-Doyle, Lovecraft, Allan Poe… básicos: sus obras abren pasadizos secretos hacia lo trágico. Mis pesadillas cobran vida tras la caida de un relámpago, cruzan el desierto hacia Las Vegas perseguidas por murciélagos. El sueño de la razón produce monstruos salidos de sarcófagos. Anochece. Entra en mi cripta: perlas negras crecen en crisálidas custodiadas por libélulas: clavo quimeras mitológicas en alfileres como un entomólogo. Mitos de Cthulhu surgen de la sombra de Nosferatu. Rezando en la oscuridad bajo la sábana será el prólogo. En la habitación de al lado tus padres se convierten en lobo. Echa a correr cuando escuches los aullidos: la luz de la luna llena compite con el brillo de mis colmillos.  Mi cara es una máscara de kabuki al final del pasillo. Yo sólo creo en Machete. Afilo frases letales como hachas. Bostezo psicofonías. Mi estilo es sonámbulo, grabo los nombres de mis víctimas en el suelo sobre un pentáculo.  Detengo el tic-tac del péndulo a la caída del crepúsculo. El misterio de Salem´s Lot. Amityville. La semilla del diablo. Saco a pasear a Cujo  por el vecindario, Invoco a Mallory Knox y acabo con tus vecinos sin permiso penitenciario: Escucha como ruge mi motosierra: Black Sabbath: Slayer: King Diamond: Sé lo que hiciste el último verano: celebraste tu “Feliz! Feliz no cumpleaños!”. Ponle algo de splatter a tus roadmovies: teleñecos amputan brazos a teletubis. Heroina madness: Pásame el escalpelo: Trazaré un plan sobre tu ombligo. Ouijas deletrean la esquela de Michael Jackson. Te contaré otra leyenda urbana sin desperdicio: Recibió una solicitud de amistad muy extraña en su ventana de inicio. Aceptó la invitación y se fue la luz en el edificio. Desde entonces su cuenta se encuentra maldita: mi exnovia loca absorbe su aura desde el infierno con pajita. ¿Has visto lo que ha hecho la cochina de tu hija? Clive Barker, Peter-Blatty y Argento: mi teología. Yo aumento la tensión, mi Cubo de Lemarchand abre puertas a una nueva dimensión: Vacaciones en Auschwitz; El guardían entre el centeno; La tumba de John Lennon…  31 días de oscuridad. Dios nos odia a todos. Esa es la atmósfera. Voces en el rincón del cuarto, gritos en la escalera. Suelto un par de Gremlins cachondos en el fondo de tu bañera. Serial Killer del día en la sección de sucesos: practico la sonrisa de Charles Manson en los espejos. Soy el rondador nocturno que recita silencios asmáticos, susurraré Helter Skelter en tu portero automático. No rectifico… Me ratifico, Señoría: escribo versos enfermos sobre papel de envolver de carnicería.

Anuncios

2 Responses to “Esperando a la oscuridad (60 Segundos para matar a un vampiro)”


  1. 1 Rubi... 2 diciembre 2009 en 16:08

    …Magnífico…

  2. 2 Silvia 8 diciembre 2009 en 0:52

    Y todavía podrías haber añadido + referencias. Pero lo + sería soltárselo a su Señoría en la jeta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: