Archive Page 2

Abrakadabra


Avanzan las ratas;
Caga la dama;
Baraja las cartas;
Danza la trama:
Alas las cabalgan;
Clava la daga;
Sangran las yagas ya:
– Ladra la gata;
Apaga la Cábala:
Abrakadabra.
Acaba la saga…

Aladas,
las hadas, cantan.

Seguir leyendo ‘Abrakadabra’

Malos hábitos

Escribir y cagar es normal.
Escribir cagando, un disfrutando.

Disciplina

Disciplina (Stand to SK8) Foto: El Anacoreta Urbano Go Skate!!!

Esperando a la oscuridad (60 Segundos para matar a un vampiro)

A la memoria de Paul Naschy.

Exijo silencio de biblioteca para crímenes antológicos. Última estantería, sección: terror clásico. Arthur Conan-Doyle, Lovecraft, Allan Poe… básicos: sus obras abren pasadizos secretos hacia lo trágico. Mis pesadillas cobran vida tras la caida de un relámpago, cruzan el desierto hacia Las Vegas perseguidas por murciélagos. El sueño de la razón produce monstruos salidos de sarcófagos. Anochece. Entra en mi cripta: perlas negras crecen en crisálidas custodiadas por libélulas: clavo quimeras mitológicas en alfileres como un entomólogo. Mitos de Cthulhu surgen de la sombra de Nosferatu. Rezando en la oscuridad bajo la sábana será el prólogo. Seguir leyendo ‘Esperando a la oscuridad (60 Segundos para matar a un vampiro)’

La Maldición del Caballero Oscuro

Llegó galopando en su caballo negro que, irguiéndose furioso sobre sus patas traseras, relinchó endemoniadamente ante el fulminante y escarpado abismo que le impedía continuar el camino. La roca acantilada se tragó su eco.

Decián que El Caballero Oscuro, de metálica y opaca armadura negra como el carbón y sobre la que tallaba toda clase de ángeles y demonios mitológicos, había hecho un pacto con el diablo. Le vieron caer bajo el rojo crepúsculo estepario, en la batalla: El odio y el acero habían atravesado su hermético e infranqueable exoesqueleto. Ahora cabalgaba, mercenario del infierno, completando los grabados de su armadura con bellas y letales quimeras. Seguir leyendo ‘La Maldición del Caballero Oscuro’

La Luz de la Deriva

A Paula…

Aleatoria, perdida como un pececito divaga
en la acuarela azul que oscurece al atardecer
dónde  la luz de los astros
sólo llega
cuando desvanece el sol al anochecer.

Es entonces cuando la hora azul colorea sus sueños
con arpegios lentos de colores que salpican
el mundo mudo en que transgrede el tiempo
en espacios de espuma diluida en su orilla.

Y en la cúpula observa conspirar las estrellas
el devenir de los navegantes.

El beso vampiro de la hija de Zapatero

Anoche estuve de canguro de las hijas de Zapatero. Por supuesto iban ataviadas con sus trajes fúnebres y sus botas de luchadores de WWF. Una de ellas comenzó a tontear conmigo y a insinuarse jugueteando con el lazo negro que amortajaba el escote bajo el que se abrían vertiginosos sus pechos blancos. “Siempre quise ser un vampiro” pensé. Se acercó sin reparo, con toda naturalidad, mientras me desvelaba uno de los secretos de su diario; Que interrumpió súbitamente con un beso húmedo. Me había leido el pensamiento, lo estaba deseando. Sus muerdos me hipnotizaron hasta hallarme abandonado sobre el suelo de la Moncloa, sus labios eran finos y su lengua revoltosa como un súcubo. ¿Cuánt@s canguros habrían sucumbido a su apetito adolescente, a la impertinencia erótica de lo oscuro? Había comenzado mi erección. En pleno morreo gótico me despierta el puto móvil con una de sus melodías predefinidas …¡Mierda! ¿Porqué siempre se joden los sueños eróticos cuando va a dar comienzo lo bueno?

Ya sé que os preguntaréis porqué exclamé “¡Mierda!” en vez de “¡Salvado!”… En mi fantasía onírica la hija vampira de Zp estaba que te cagas de buena, para eso era mi sueño.

Banda Sonora Original: Me enamoré de un presidente del gobierno adolescente procedente del espacio exterior (Siniestro Total)